viernes, 2 de julio de 2010

Holanda 2 - Brasil 1

Comento hoy el partido que vi de semifinales del Mundial, bueno, mejor dicho, más que el partido la segunda parte del Holanda-Brasil. Resaltar la importancia de la psicología y la actitud en cualquier deporte. Brasil en la segunda parte, para mí se vio en semifinales y con el trabajo hecho tras terminar ganando el primer tiempo 1-0. La primera parte no la pude ver, pero según los que sí la vieron, Brasil dominó y no permitió a Holanda sentirse cómoda...sin embargo, la percepción del partido cambió en la segunda parte. A mis ojos, como he dicho, Brasil se relajó y, simplemente, se dejó llevar, lo que dio pie a que Holanda, tras sacudirse los presumibles nervios del primer tiempo, puso las ideas claras en el vestuario sobre lo que tenían que hacer durante los siguientes 45 minutos y así lo llevaron a cabo. Posesión de balón, no arriesgar en los pases, mover balón de banda a banda de 3/4 para atrás y profundidad una vez el balón llegue a los extremos...triangulaciones, no más de dos tres toques por jugador, y doblamientos por bandas...todo eso más la seguridad defensiva, sacando alguna falta innecesaria al borde del área, hizo que, psicológicamente y deportivamente rindieran 45 minutos al 110% de sus posibilidades.

Por contra, Brasil, el Brasil de la segunda parte que fue el que pude ver, jugó sin las ideas claras de lo que debía hacer...sí triangulaba, sí movía el balón con pocos toques, pero ni los laterales tenían la profundidad habitual, ni los delanteros, Luis Fabiano sobre todo, era referencia arriba, junto con Kakà, y soy madridista, que no está ni para un partido de juveniles. Yo lo veo falto de ambición, tras perder el balón no hace un sprint para recuperarlo, simplemente se lamenta, tras dar un pase, no continúa la jugada ni hace un desmarque de rotura, ni una diagonal...andando no se juega al fútbol actual, andando eres eres un lastre para tu equipo...una lástima para un gran jugador en el que puede que sea su último Mundial.

Dos actitudes y una única consecuencia, el que juega con actitud vence, el que no tiene actitud, es derrotado. Actitud se pudo ver en la falta que saca rápido Robben para Sneijder, éste la cuelga y la falta de comunicación o las dudas del defensa y portero brasileños, hacen que un centro lateral, se convierta en gol...Actitud y y falta de mentalidad defensiva se pudo ver en el córner que saca Holanda a la corta, el balón es peinado en el primer palo fácilmente y remata, el que puede ser, jugador de menor estatura de Holanda, Sneijder, sobre la línea del área pequeña y entre dos centrales de los más contundentes y de mayor embergadura del Mundial...2-1 y remontaban el partido. Actitud y saber leer el partido fueron las internadas de Robben y Van Persie, por los costados, que con velocidad desquiciaron a los laterales, y no son malos, los desquiciaron de tal forma que la única posibilidad que les quedó fue pararlos a patadas, como la de Melo,  roja directa, el fin de Brasil...

Al final, no se cuánto mejor pudo ser Brasil en la primera parte, pero en la segunda venció el fútbol, venció una selección que sabe a lo que juega y venció una selección con orgullo propio, un orgullo común, del bloque, no de un jugador, no de un Kakà que la única alternativa que percibe es la coducción de 30 metros, no las bicicletas de Robinho, que sí, llenan portadas, pero sólo cuando se gana...acusaban a Brasil de defensiva, defender y defender bien es fútbol sin lugar a dudas, pero cualquier sistema debe ser aplicado siempre y cuando el bloque lo haga propio y mantenga una actitud única.
"Chapeau" Holanda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario