viernes, 19 de diciembre de 2014

VII Gala do Deporte

Hoy se celebra la VII Gala del Deporte di no me fallan las cuentas...una gala venida a menos-ni siquiera aparece el cartel publicitado en la web del Ayuntamiento- poco promocionada por el Ayuntamiento salvo para fines partidistas y tapar penas.

Este año seguro que no se habla nada del fin de la Escuela de Fútbol como club compitiendo en nombre de todo Carballiño, sí, sé que muchos diréis que esto no es así, pero para mí sí, de hecho dejó de existir como club, por lo tanto el que diga lo contrario miente. Los que dicen que sigue ahí y que simplemente la competición es gestionada por el Arenteiro, se equivocan, los que hablan sin conocimiento y mienten, los que a sabiendas de que no es así, tratan de engañar a otros...Lo cierto es que lo que existe ahora es el C.D. Arenteiro y el Ayuntamiento asume el gasto de entrenamientos de la semana y asumió el compromiso en el convenio firmado pero no publicado de abonar el importe de los gastos de competición al cabo de la temporada...si siguen en el Gobierno claro.


Me acabo de enterar que esta tarde el Infantil "A" del año pasado va a recibir un premio al esfuerzo y dedicación, y me acabo de indignar. Me pongo en el lugar del entrenador de ese equipo, en el lugar de padre de alguno de los niños e incluso en el lugar de alguno de los niños.

En primer lugar, dar las gracias al entrenador por aguantar todo el año; en segundo lugar a los padres, mostrarles mi respeto, porque con las que debieron pasar los niños, aguantar silenciados como aguantaron también tiene mérito, yo no hubiese aguantado seguramente; y, finalmente a los niños, decirles que los del año pasado no es fútbol, el fútbol es diversión, además de esfuerzo y sacrificio; aún recuerdo entrenar en la vieja Uceira, en un campo lleno de surcos, en el que cada dos por tres caía lesionado por algún esguince; recuerdo usar camisetas remendadas, de otras temporadas, con publicidades bordadas por encima de otras que al mojarse pesaban quintales, recuerdo entrenar con balones precarios, Mikasa muchas veces, decir casi que afortunadamente...intentad imaginaros a un niño de 9 años, alevín, que tenía que jugar en infantiles porque no había equipo de su categoría, con ropa que le quedaba grande y él que no levantaba más de metro y medio del suelo...ese era yo. 

Por esta razón me indigno, porque alguien que no vivió eso, que NO sabe apreciar lo que hizo la ESCUELA MUNICIPAL DE FÚTBOL, y con ella cada uno de los que la integraron, consiguió acabar con ella y volver a la situación de hace 20 años. La razón, no gustar lo PÚBLICO.

Esos niños que el año pasado eran infantiles, vivieron un descenso, ir muchas veces justos a los partidos y conocieron la cara amarga de la competición, lo malo que en unas condiciones de lo peor; no tan malas como las vividas por los que vivimos la EMF en su inicio, pero desde luego sí más tristes, porque lo que yo viví de forma ilusionante, primero como jugador y luego como entrenador, esos niños no lo pudieron vivir el año pasado y no por culpa de ellos o la falta de aptitudes, si no por culpa del responsable máximo de la EMF en la persona del Concejal de Deportes y en última instancia, del Alcalde, ejecutor de la sentencia de la Escuela de Fútbol, mismos responsables de otorgar hoy el premio, algo que roza el bochorno y el ridículo, a lo que, seguramente, esos niños responderán mucho mejor que ellos, acudirán, darán la cara y se irán con la cabeza alta.

Muchas gracias por los servicios prestados, a unos de corazón y a otros irónicamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario